Del Burladero del 8 a la andanada del 10

0 15

Pedro A. Mora

CAP. II. ART. PUBLICADO EN LA REVISTA LA VOZ DE LA AFICIÓN, DE LA AS.
EL TORO DE MADRID.

Recuerdo que el Ayuntamiento de Madrid organizó una corrida a beneficio de la Asociación de Huérfanos de la Policía Local. Angelina a la sazón entonces Tte. de Alcalde me propuso que asesorase al Alcalde D. Enrique Tierno durante el festejo. Desde la barrera del 10, le empecé comentando los pormenores, la colocación de las cuadrillas para hacer el paseo y algunos detalles hasta que alguien desde el tendido grito: “Ya está picao”.
-“¿Qué sabrás tú, cernícalo?”, comentó el Alcalde en voz baja.
-Ese toro necesita un puyazo más…”
No volví a comentar nada. Pensé este sabe de toros más que yo. Al rato comentó: “Siga, siga Ud. Me parecen interesantes sus apreciaciones.
Más tarde leí su libro Los Toros, acontecimiento nacional. ¡Que si sabía!
Después de un tiempo de vocal en el CAT el Consejo de Gobierno de la CAM me nombran Director-Gerente, cargo que asumo con satisfacción “brindando” mi gestión a la afición de Madrid. Mi primera reunión es con una representación de aficionados tradicionales exponiéndoles cual es mi programa de gestión. Esta es mi primera declaración a la revista el Ruedo “Autenticidad en el ruedo y participación de los aficionados fuera, esas serán las claves de mi trabajo”
Eran tiempos de la Gestión Interesada, del 20%, de Canal Plus, de Rincón, Joselito, Espartaco… de los Chopera y Lozano…
Mi oficina administrativa situadaen el Patio de Arrastre estaba abierta a cualquier sugerencia, la sede social, estaba en el Albero, restaurante-bar típico donde trabajaban los Hnos. José Luis y Miguel que después montaron el “Puerta Grande”. Cada día almorzaba allí, donde aprovechaba para dialogar, recibiendo las opiniones y críticas de los aficionados. Yo era consciente y asumía que las cosas que salen bien es porque son así pero las que salen menos bien tienen culpable. A pesar de algún que otro disgustillo, yo seguí siendo cliente de aquel sitio mágico donde entablé amistad con muchos aficionados cabales, esos que defienden la Afición de Madrid y la Plaza de las Ventas como algo propio. Pero sobre todo, entablé amistad entre otros con el Maestro Chenel; allí fueron mis primeras charlas y coloquios taurinos recibiendo un reconocimiento por parte del presidente Salva en representación de los aficionados de Madrid. Allí acepté el reto de Fausto de llevarle al callejón. Solo le puse una condición, estar a mi lado. Alguna voz discrepante salió desde el tendido, por contra el de Guadalix me incitó a que no era capaz de ver un festejo en el tendido y me fui al Tendido 7 a ver el festejo con los aficionados de ese sector.
Las anécdotas vividas en este tiempo son múltiples. Me permitió conversar con el Jefe de Estado, con un Vicepresidente, con Ministros, Diputados, Jueces y Magistrados; con profesionales del periodismo, de la economía, premios Nobel como García Márquez, con Botero. He conocido el mundo taurino francés, portugués, sudamericano donde a los aficionados taurinos españoles nos tienen en un pedestal. Creo que he conocido en toda su dimensión la Tauromaquia, los entresijos de la Fiesta de los Toros, los intereses más puros y los más espurios. He conocido desde la humildad y la honestidad a los honrados aficionados fieles a la Fiesta de los festejos taurinos. Tantas anécdotas, unas “decideras” que decía mi tío-abuelo Vicente y otras no… solo que la mayoría se quedaran en el limbo del tiempo. Salen a la luz aquellas que ensalzan la Fiesta Taurina.
Como Director-Gerente creo que realice una gestión que yo no soy quien para juzgar. Eso quedó para el recuerdo. Unos la calificaran de mejorable y otros de negativa. Lo que sí puedo decir es que fue una vivencia enriquecedora de cultura taurina, de conocimientos humanos, de sabiduría práctica de un mundo maravilloso que ahora observaré desde la andanada del 10.
Permitidme estos “cabos sueltos” de una humilde trayectoria de mi afición taurina

Leave A Reply

Your email address will not be published.

× ¿Cómo puedo ayudarte?